Misa > Símbolos de la Santa Misa

Símbolos de la Santa Misa

La Santa Misa utiliza símbolos y otros signos como cantos, objetos, gestos y movimientos, con el fin de expresar de forma externa la devoción que se siente en el interior.

Simbolos de la Santa Misa

Aceite: el aceite representa la unción y al Espíritu. Es un símbolo de fortaleza y sanación. Se utiliza en el óleo de los catecúmenos en donde simboliza el toque de Jesucristo y el Espíritu Santo. También es empleado en Santo Crisma con aromas que representan la comunicación con el Espíritu Santo. Y en el Sacramento de la unción de los enfermos, en donde se aplican estos óleos a personas enfermas o mayores.

Agua: el agua es un símbolo de la pureza. Se utiliza para representar la nueva vida, la vida del Espíritu Simboliza la salvación que Jesucristo nos regaló. La Biblia dice que Jesús es el agua viva que sacia para siempre.También representa la presencia del Espíritu que trae vida y el gozo proveniente de los cielos.

Agua en el vino: las gotas de agua en el vino son una representación de la mezcla de vida divina y la vida humana. Al llevar a cabo este proceso, se eleva una oración pidiéndole a Dios que una su vida con la nuestra, aun en nuestras condiciones y limitaciones humanas.

Arrodillarse: al arrodillarse, expresamos humildad y arrepentimiento ante Dios. En la Biblia se puede leer cómo Pedro, al reconocer a Jesús como Señor, se arrodilla ante Él y admite sus pecados. Los fieles se arrodillan ante la presencia de Dios como símbolo de reverencia ante el Señor de Señores.

Beso a los libros de los Evangelios: Durante la celebración de la Santa Misa, el sacerdote le da un beso a los libros de los Evangelios. Hace esto como una expresión de fe hacia Dios y su Palabra, reconociéndola como verdadera. Además, en ese momento eleva una oración en voz baja en la que le pide a Dios que con las palabras de estos Evangelios borre los pecados.

Canto: el canto es un símbolo de los sentimientos y pensamientos de los fieles hacia Dios. Es una ofrenda que hacen desde lo más profundo de su corazón en la que se honra, agradece y exalta al Único Dios. En la Santa Misa, el canto va más allá de una expresión artística. Se trata de un acto ministerial en el que se prepara el clima y el corazón de los fieles para recibir y responder a la Palabra.

Ceniza: las cenizas representan la muerte y la resurrección. La Biblia dice en Génesis, que del polvo venimos y al polvo vamos a volver. La ceniza es polvo. Pero también, las cenizas simbolizan la conversión a la vida de Jesucristo y la resurrección junto con él.

Cirio: el Cirio, por su luz, simboliza al Cristo resucitado. Además, la cera que se consume es una ofrenda a Dios ya que se gasta enciendo su luz. Estos, al ser encendidos, deben ser consagrados a Dios con una oración al Padre Santo para que lo acepte como sacrificio para su Gloria.

Comunión: la comunión representa la unión de los seres humanos con Cristo y Dios. Los fieles participan alimentando su espíritu con el Cuerpo y la Sangre de Cristo, los cuales están simbolizados por el pan y el vino. Este alimento espiritual prepara a la persona para vivir la vida de Dios en la Tierra y le recuerda que tiene la Vida Eterna garantizada.

Fuego: el fuego representa la presencia de Dios. Este es un elemento poderoso y fuerte, no se puede controlar, por lo que simboliza a la divinidad. Además, también es un símbolo de la purificación y el castigo de Dios. Así también, el fuego representa la pasión de los fieles hacia Dios. Por su calor y su luz se lo reconoce como un símbolo de la vida, la felicidad y la unión.

Fuente bautismal: se trata de un recipiente que contiene las aguas bautismales. Representa la preparación y la disposición de la Iglesia y los fieles para el bautismo.

Golpes en el pecho: este acto consiste en el golpe con la mano o puño en la zona del pecho. Es una manifestación externa del reconocimiento de pecados y el arrepentimiento que se profesan por dentro. Es el símbolo de la culpa y el pesar. Al pegar estos golpes se pronuncia la frase “por mi culpa, por mi gran culpa”. Se trata de una expresión de arrepentimiento pública, que debe ser acompañada por un arrepentimiento sincero y verdadero para que sea válida ante Dios nuestro Señor.

Imposición de Manos: es un acto que se lleva a cabo muchas veces en el Nuevo Testamento. El significado de este hecho depende del contexto en el que se encuentre. Puede tratarse de la manifestación de la acción de bendecir, ungir o sanar. En la Biblia se puede ver que Jesús utilizaba la imposición de manos para orar por los demás. Es un símbolo de la mano de Dios Todopoderoso, respaldada por su autoridad, en la que bendice a los demás.

Incienso: es un símbolo de la alabanza y las oraciones dedicadas a Dios. Durante la Santa Misa, los inciensos se colocan en el altar. Al ser encendidos el humo y su fragancia se elevan, como las plegarias a Dios Padre. Además, el perfume del incienso crea un ambiente de buen gusto para la celebración de la Santa Misa. El Salmo 140 dice que nuestras oraciones suben como lo hace el incienso en la presencia de Dios.

Lavado de manos: Los sacerdotes se lavan las manos como una representación del perdón de Dios y la purificación de sus pecados.

Luz: ya sea natural o artificial, es un símbolo de la presencia de Dios. Ttambién representa el ambiente de fiesta y celebración Por esto siempre se encuentra presente en los bautismos y la Vigilia Pascual.

Partir y comer el pan: es un símbolo de agradecimiento a Dios y unidad familiar. Este acto tiene su origen en la cena judía, principalmente en la que se realizaba en la Pascua. La costumbre invitaba a los padres de familia a tomar un pan y partirlo, repartiendo sus trozos entre todos los miembros de la familia. Mientras hacia esto, oraba a Dios agradeciéndole. El pan representa el Cuerpo de Cristo. La Biblia dice que Jesús dijo que el pan es su Cuerpo. Al partirlo y comerlo se recuerda el sacrificio y la resurrección de Jesucristo.

Permanecer de pie: es un símbolo de dignidad como Hijos de Dios. Solo quienes se reconocen hijos del Altísimo, tienen la confianza con el Dios Padre para permanecer de pie ante él. Permanecer de pie representa también la disponibilidad para actuar rápidamente. Es una muestra de la decision interna de seguir a Dios y trabajar en su obra. Esta posición es una representación de felicidad y vida. Cuando una persona muere, esta recostado . En cambio, alguien que ha resucitado con Cristo y vive juntamente con él, se mantiene de pie.

Saludo de la Paz: Cristo dijo "Mi paz os dejo, mi paz os doy". Esto es lo que representa el saludo de la Paz. Es un gesto en el que se expresa la hermandad de la comunidad religiosa. Pero además, es un acto de fe ya que se transmite la paz regalada por Dios hacia los demás.

Señal de la Cruz: la Cruz es el eje del cristianismo. Esta señal es una manifestación física de la confesión de fe que se realizó con el corazón. Al realizar la Señal de la Cruz se está diciendo que se reconoce la salvación que Dios nos regaló en el sacrificio de Jesús en la cruz.

Fuentes
http://la-liturgia.blogspot.com.ar/2007/04/smbolos-litrgicos.html
https://www.aciprensa.com/recursos/gestos-y-simbolos-de-la-celebracion-eucaristica-4990